“...cuando estás seguro de que has tenido suficiente en esta vida, resiste..."

Actualizado: 17 de feb de 2021

Eso dice una parte de la primera estrofa de la popular canción:“Everybody Hurts” , de R.E.M. Esa maravillosa banda americana de rock alternativo que surgió allá por los años 80. Una de mis bandas favoritas, por cierto.

Foto: Jude Beck
Foto: @Judebeck

Antes que nada, debo confesar que no soy muy partidaria de traducir las canciones, porque considero que se pierde su esencia, pero a veces hay que hacer excepciones. Sobre todo cuando lo hacemos por un buen motivo.

Everybody Hurts” es una canción conmovedora, incluso hay quienes la consideran una canción triste, pero yo pienso que más bien tiene una letra muy noble, y quizá sea esto lo que la hace tan excepcional para muchos de nosotros. Especialmente para aquellas personas que pasan por un mal momento en alguna época de su vida. Personas que han sufrido pérdidas vitales, por ejemplo: pérdida de un ser querido, pérdida de salud debido a alguna enfermedad de larga duración, desempleo, migración, desamor, etc. En ocasiones, esos estresores vitales empeoran con el paso del tiempo, llevándolos a experimentar un gran malestar emocional; envolviéndolas así en una visión de túnel, donde lo único que ven es un futuro desesperanzador, llegando a contemplar el suicidio como única salida a sus problemas.

No es de sorprender que en su día algunas ONGs utilizaran esta canción para contrarrestar la ola de suicidio en adolescentes en aquella época, pues su mensaje va dirigido a aquellas personas que tienen tendencias suicidas. De ahí que su repercusión fuera aún mayor, pues esta no era una simple canción de pop, era una canción con un mensaje potente, su mensaje llegó a muchas personas.

Lo curioso es que, a pesar de que esta canción fue lanzada en el año 1993 sigue siendo atemporal por su mensaje, pues el suicidio sigue estando muy presente en nuestra sociedad. De hecho, sigue siendo un serio problema de salud pública, y supone un importante problema a nivel mundial, con efectos devastadores para los allegados del suicida y el resto de su entorno. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el suicidio se cobra 800.000 vidas cada año, lo que supone una vida cada 40 segundos. De ahí que la canción sea atemporal, válida para una campaña actual ¿Vosotros qué opináis?

El caso es que no existe una explicación única de las causas que llevan al suicidio, siendo un fenómeno multicausal y heterogéneo. Sin embargo, conviene tener en cuenta que las enfermedades mentales, principalmente la depresión, los trastornos por consumo de alcohol, el abuso de sustancias, la violencia, las sensaciones de pérdida y diversos entornos culturales y sociales constituyen importantes factores de riesgo de suicidio, así lo indica la OMS.

Conviene aclarar que, el suicidio, con frecuencia, es una consecuencia de enfermedad mental, pero no una enfermedad en sí misma; sino un acto de comportamiento. Es decir, no todas las personas que se suicidan tienen, o tenían, una enfermedad mental, ni todos los que tienen una enfermedad mental se suicidan. Cuidado, las actitudes y conductas estigmatizantes hacia las personas con tendencias suicidas no hacen más que favorecer o alimentar los mitos que rodean al suicidio. No caigamos en el estigma.

Volviendo a la canción, básicamente el mensaje que envía a quienes tienen tendencias suicidas es: “todos se sienten así y, si lo superas, estarás bien. Tú solo tienes que aguantar”, a pesar de la desesperanza. De hecho, si escuchas detenidamente la canción te das cuenta que empieza suavemente y luego coge fuerza. Toca activarse.

Lo cierto es que, pasar a la acción y resolver los problemas de la vida no siempre ha sido fácil. Sobre todo cuando nos sentimos deprimidos. A veces resulta más fácil recurrir a conductas de pasividad, de evitación o de retirada. Sin darnos cuenta de que estas respuestas de afrontamiento nos acarrean consecuencias o problemas adicionales a largo plazo, que pueden seguir manteniendo los síntomas depresivos, y llevarnos a tomar decisiones permanentes a problema temporales. Por lo tanto, lo ideal sería agarrarse a una resolución afectiva que nos active, que nos haga salir del atolladero. Sí, pero ¿eso cómo lo hacemos?

Como dice la canción: “obtén consuelo en tus amigos...” Está comprobado que el apoyo social salva vidas. Pero ¿qué pasa si nuestro círculo de amigos es inexistente? Pues en ese caso siempre podemos recurrir a familiares, amistades de confianza, vecinos, médico de cabecera, o profesionales de la salud mental. Lo importante es saber que no estamos solos. Porque los sentimientos de desesperanza y apatía a largo plazo nos pueden acarrear una depresión, que no tristeza. Aunque de la tristeza hablaremos en otro post.


Gracias por leerme.


Aquí teneis el enlace de la canción: https://www.youtube.com/watch?v=5rOiW_xY-kc


Referencias:

Barraca, J. (2015). Análisis y modificación de la conducta, 42, 165-166

CABALLO, V. (1998). Manual de técnicas de terapia y modificación de conducta. Madrid:

Siglo XXI.

CABALLO, V. (2002). Manual de evaluación y entrenamiento en habilidades sociales.

Madrid: Siglo XXI.